La revancha de las veredas

Buenos Aires se encuentra ante una coyuntura inesperada: las diferentes y consecutivas fases de la cuarentena obliga a los vecinos a mantener, entre otras conductas de cuidado, un distanciamiento social. Con los comercios no esenciales nuevamente abiertos, desde hace una semana más gente va a trabajar o sale de compras. Este proceso de apertura que se inicia continuará en el tiempo hasta llegar al momento de la «nueva normalidad», en el que habrá que mantener los hábitos de cuidado, al menos hasta que llegue la vacuna contra el coronavirus.

Pero ¿tiene Buenos Aires preparadas sus veredas para garantizar a los peatones espacio suficiente para caminar de forma segura? ¿La pandemia será la oportunidad para mejorar la manera en que se mueven las personas y darle prioridad a los peatones?

leer nota completa